top of page
Buscar

Dejar ir

Dejar ir, es una de las frases que nos puede causar mucho dolor cuando la aplicamos en nuestra vida ya que implica soltar un sentimiento, emoción, recuerdo o apego a algo o alguien.





Lo que no nos damos cuenta es que en la mayoría de los casos, el dejar ir es prácticamente el acto de amor incondicional más grande que nos podemos hacer a nosotros mismos. Este acto hace romper con las cadenas que nos atan a nuestros apegos, creencias limitantes y patrones heredados.Nos permite liberarnos y cerrar capítulos en nuestra vidas para poder comenzar nuevos.


Debemos aprender a dejar ir a la gente que no está lista para amarnos.


Dejar ir conversaciones que no nos suman valor.


Dejar ir el que tengo la razón, para no perder la paz interior.


Dejar el control sobre las cosas y las personas.


Dejar ir a las personas que no creen en ti.


Dejar de aparecer para las personas que no tienen interés en tu presencia.


Dejar ir cuando la situación no está realmente en tus manos.


Dejar ir la apariencia y convertirte en esencia.


Dejar ir a las amistades que ya cumplieron su contrato de alma contigo.


Dejar ir a la pareja que vino como mensajero para tu evolución personal.


Dejar fluir el constante cambio que implica vivir.


Dejar de intentar querer mostrar algo cuando los demás no están listos o no desean ver.


Dejar la culpa cuando algo no sale como tu querías.


Dejar de pensar en los demás y ponerse de ultimo a ti.


Dejar de ofrecer ayuda, cuando no te la pidan.


Dejar el miedo a morir, porque solo trasciendes.


Cuando entendemos que todo, y todos tienen un proceso, un porqué y un para que y un tiempo en su evolución. Entonces tomamos conciencia que no somos nadie para venir alterar ese proceso y que todo es perfecto, que cada uno tiene el poder siempre de elegir dónde y cómo quiere vivir lo que está experimentando.


Que hemos venido para crecer y evolucionar y la gente que está en nuestra vida son herramientas y mensajeros para acompañar ese aprendizaje y recorrido. es allí que comenzamos a ver la vida con otros lentes, estando presente y viviendo el momento desde la mejor versión de nosotros mismos.


Recuerda que el cambio siempre comienza en ti.


Amor y luz

Fabiola Passariello


173 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page